Gracias Lilita, por Augusto Pryor

Me senté a escribir ésta editorial pensando en contarles sobre De Vido y su detención, en la justicia ocultandolo para que no tengamos la alegría de la fotito con el casco militante, y me dí cuenta que había alguien mucho más importante de quién hablar.

Su primer denuncia fue en el 2004 cuando todos le gritaban loca, ella denunciaba a quienes hoy comparten celda en una fría y lúgubre cárcel argentina.

Pocos creímos en su palabra, entre lágrimas y emoción nos dijo “si me hubieran oído antes…” . Sí, fue así, si hubiéramos escuchado tus palabras antes. Qué diferente habría sido este país.

Argentina no estaba preparada para vos Elisa, no todos tenían la madurez de aceptar a una persona que dijera la verdad, que sea fiel a la patria, a los ideales y valores que nos enseñaron nuestros viejos y no a los códigos mafiosos que tienen los peronistas que hoy acusan de persecución política a la justicia que los acusa de CHORROS.

Todos nos acordamos aquella noche en 2014 que tomaste tu carterita roja y “ni no vimo”, giraste sobre tus talones y te fuiste a luchar por una república para todos los que queremos un país en serio.

Te atacaron, te insultaron, te amenazaron, pero vos nunca claudicaste. Siempre pusiste el pecho a la situación y seguiste como una topadora, para adelante. Imparable.

Generaste tanto orgullo en muchos, nos contagiaste las ganas de seguir buscando la verdad. Buscando la justicia que en este país es muy cobarde.

Lee más  Santiago Maldonado, por Augusto Pryor

Vos lo hiciste, es todo mérito tuyo.

Y así empezaron a caer los corruptos que denunciaste, uno tras otro.
Cayeron con bolsos, con cuentas en el exterior, con cajas secretas, con millones de la nuestra. Y vos lo viste.

Gracias lilita. Gracias por tu lucha incansable contra estos ladrones, corruptos y asesinos. Gracias por todos los años que nos diste la guía para saber a dónde mirar .

Hoy viendo cómo se va llenando el pabellón de Ezeiza al que apodamos “Néstor Carlos Kirchner”, con orgullo y emoción vos nos seguís orientando y guiando, como una madre que quiere que nos vaya bien.

Gracias, en nombre mío y de muchos de mis compatriotas que seguimos esperanzados en terminar con la corrupción en este país.

Si Don José de San Martín fue el padre de la patria, hoy yo digo que vos, Elisa Carrio, sos la madre de la república.

VAMOS ARGENTINA!

 

Por Augusto Pryor
TWT | @AugustoPryor

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: