Huracán Maldonado, por Anna Fynn

Despues del huracan Maldonado

Solo necesito morirse….

Paso lo que paso, y desde que desapareció vengo madurando una idea, pero no es fortuita porque el problema territorial no empezó con Santiago Maldonado, ni con los supuestos mapuches triple nacionalidad por decirlo de alguna manera, argentina, chilena y por supuesto mapuche, porque son secesionistas aunque con un sistema dependiente del estado, el nuestro, el estado de la Nación Argentina que al parecer debe subvencionar todos los experimentos de los mentados “originarios”, no, el problema empezó con la ley 26.160 que prorrogó y volvió a prorrogar el relevamiento territorial, siendo esta la madre del borrego o de la aberración anti republicana que se cantó a viva voz como los auto proclamados originarios tan de moda y políticamente correctos de estos últimos tiempos.

La idea que me surge es que argentina necesita una nueva colonización y no de Cristóbal Colón sino de colonia, de quien? De nosotros mismos, porque? Porque estamos siendo tomados por asalto en, oh casualidad las tierras más fértiles y prósperas de nuestro territorio de punta a punta y en este punto debo detenerme en los siguientes datos;

Salta en su seno Calchaquí dio luz a un hijo en el marco de la ley pero huérfano de ella, la Asociación de propietarios de Fincas de los Valles Calchaquíes que es ni más ni menos que un grupo de ciudadanos vallistos luchando por la verdad, la justicia y el bien de los valles, gente cansada de las usurpaciones por parte de supuestos originarios, se limitan a las localidades de los Valles Calchaquíes pero eso no quita que de otros lugares de la provincia con similares conflictos puedan sumarse socios adherentes.

Tucuman va por el mismo camino y como dos y dos son 4 otras similares nacerán en otras pcias vulneradas en el derecho constitucional a la propiedad privada y en claro conflicto con la ley 26.160 que puso el parche sobre las heridas de los unos y los otros es decir dueños por ley de la propiedad y dueños por supuesta herencia de pobladores quizás anteriores al paleolítico y de difícil comprobación,cuyo más importante documento es la proclamación de autóctono ancestral.

Lee más  Cristina decidida a pelear la PBA en 2019 y quizás separarse del país, por Guillermo Cherashny

En cualquier término de acuerdo a esta ley y otras de alto contenido social y asistencialista aquel que no posea su casa, terreno, finca, chacra, latifundio o minifundio, solo deberá usurpar el ajeno, reclamar al estado, repito, de la Nación Argentina, alumbrado público, agua potable, salud, educación, conectividad y obviamente subsidios y comprensión total y absoluta, de manera señoras y señores les dire algo tan viejo como la humanidad, el espacio que dejamos vacío otro lo viene a ocupar y estamos dejando muchísimo espacio vacío.

La cadena de abandono es larga pero principalmente es del estado que en el correr de los últimos años otorgó poderes casi monárquicos a un gremio, camioneros en detrimento de absolutamente todo lo demás, resignando derechos, obras, y densidad poblacional de la mano de la desaparición forzada de los ferrocarriles argentinos portadores del pecado original de ser hijos de los ingleses que de tontos no tienen un pelo y supieron comprarnos de todo al mejor precio posible gracias entre otras cosas al costo razonable de transporte de materia prima a puertos.
Tras de esto murieron muchos pueblos pequeños hijos del ferrocarril y con ellos todo se cubrió de telarañas, cerraron escuelas y casas quedaron abandonadas hasta con las perchas colgadas de algún ropero.

Ganó la centralización, la juventud emigró a las ciudades y quedó el olvido “la gente de pueblo”.

Insisto en el modelo ingles, ellos que donde iban fundaban con 500 habitantes las pequeñas Londres, casas, colegio, club social, teatro y por supuesto trabajo. Hoy en día las películas nos arrancan suspiros con pueblos del medio oeste americano, o de Australia país de gran extensión que propicia la colonización a través de beneficios por parte del estado a partir del deseo de ir a trabajar y estar en edad reproductiva, mientras que aquí los distintos modelos de gobierno ahogaron a los ruralistas considerando que 100, 10, 0 10000 hectáreas lo hacen un terrateniente merecedor del infierno y digno de ser exprimido hasta la muerte.

Lee más  El que a hierro mata a hierro muere, por Álvaro Zicarelli

De ese modo la familia rural se desarticuló, los hombres quedaron solos, trabajando el campo cerca de pueblos con menos de lo básico y la rueda de ese círculo vicioso no deja de girar, las familias se van porque no hay nada, no hay nada porque las familias se van…

Y llegan ellos, los jones huala, los maldonado, el cacique lule (falso) Joaquin Pérez, los resucitados de los años 70 con discursos y políticas estilo “Divide y reinarás” poniendo a unos contra otros a niveles de infarto en la mesa familiar.

Y otra rueda gira, la de la desigualdad, porque no hay mérito, solo hay que estar allí sin haber trabajado sin haber hecho absolutamente nada más que estar donde otros no están o estaban poco o demasiado solos….

Entonces sera que el modelo ingles no era tan malo? y que las asociaciones del campo que repiten en nombre de sus asociados frases como “el campo y la ciudad deben ir juntos, el sector agropecuario debe ir de la mano de los pueblos del interior y que hay que promover las economías regionales y evitar la masiva migración de la familia y la juventud”

¿Deben replantear en conjunto con el estado y los productores una nueva colonización? Porque para mi se debe pregonar con el ejemplo, y en ese aspecto no lo estaría viendo aunque comprendo su cansancio y desazón, yo que todos ellos, lo pensaría un rato, hace falta algo más que bajar las retenciones, hace falta subir las ganas de vivir en sus lugares de origen.

Todo esto puso en evidencia más de lo que ya venía haciéndolo la gravedad del conflicto territorial con sectores pseudo originarios y la ley la 26.160….queda flotando en el aire la pregunta. ¿Quién paga esa fiesta de secesión?

Por Anna Fynn

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: